Escuela el Olivo
© Escuela el Olivo, artesanía y Tradición.

    Opiniones de nuestros alumnos

Una escuela que apuesta por la artesanía como profesión y forma de vida. Talleres muy completos aptos para cualquier edad. Sobre el profesor diría que su "don" es la enseñanza, saber transmitir al alumno y acompañarlo durante su aprendizaje. Un tutor excelente. Encarna He sido alumno en los talleres de cosmética natural básica y avanzada. También he asistido al taller de ungüentos. Para mí ha sido una experiencia fabulosa,  por su contenido, aprendizaje y por  la dedicación que ponen las personas que lo imparten. Jamás imagine que pudiera adquirir tantos conocimientos en tan poco tiempo, una vez empiezas a experimentar lo que has aprendido vas enganchándote cada vez más. Es alucinante comprobar cómo puedes hacer cosas maravillosas con tus propias manos, con un mínimo coste económico  y un  beneficio para tu salud inigualable.   Recomiendo a todo el mundo Escuela el olivo, si podéis asistir alguno de sus talleres lo vais a agradecer. Andrés Los talleres de El Olivo han sido todo un descubrimiento, como encontrar un oasis en un desierto. En un mundo industrializado donde las tradiciones y el buen hacer se están perdiendo, Pepe recupera los métodos artesanales para enseñarlos de forma generosa, trabajándolos y adaptándolos a la actualidad pero rescatando ese origen casi perdido. Además de muy prácticos, Pepe hace que los cursos sean muy divertidos, creando un ambiente estupendo entre los asistentes. He asistido a bastantes cursos de temáticas muy diferentes y ninguno me ha defraudado, recomiendo al cien por cien la Escuela El Olivo. Paula "La labor de Pepe y María José en la Escuela es única y muy especial: la de difundir el respeto y el amor por la naturaleza, recuperar lo que cada uno puede hacer en su casa, artesanalmente, la de volver a los orígenes, donde está lo esencial y auténtico. Pepe es un experto en la materia: el material que entrega es amplio y muy completo y las fórmulas siempre son revisadas y mejoradas por él en cada edición. Su trato es cercano y siempre dispuesto a ayudarte en lo que necesites. Además pasas un rato muy agradable, aprendes muchas cosas de otros temas y conoces a gente nueva e interesante. Siempre recomiendo estos cursos a mis amigos y amigas, ya que son un regalo para la vida. Los cursos tienen un precio muy interesante y lo que te llevas supera con creces lo que pagas."                             Celina de Felipe La cosmética natural ha cambiado mi vida en muchos aspectos, por supuesto todos buenos....y en eso el Olivo y Pepe (el profesor ) tiene mucho que ver. Mis comienzos fueron autodidácticos y cuando uno ahonda un poco más en la práctica, al menos yo, queriendo perfeccionar, necesitaba una "voz amiga" , un maestro que tuviera un bagaje y una noción extensa y precisa de los productos, las alergias, caducidades, aceites etc; para darme respuestas y seguridad en mi practica . Y ahí llego el Olivo a mi vida. Una bendición. Disfruto y agradezco viendo la pasión que Pepe Cánovas tiene por recuperar las practicas artesanas que heredó (algunas) de sus abuelos y otras por las que se ha interesado en su continua e imparable investigación. Aprendo de su experiencia y sus consejos y esta siempre ahí , después de los cursos, para ayudarte con sus consejos siempre de una manera amena y relajada. Maria José , la otra media naranja del El Olivo participa puntualmente para compartir también su extensa e impagable sabiduría sobre la fitoterapia y otras disciplinas . En fin, un tandem perfecto . No me canso de aprender con ellos y agradezco enormemente que aun haya gente que decida trabajar con el corazón y haciendo algo tan hermoso que sin ellos se perdería en el tiempo. Gracias por haberme dado tanto! No seria lo mismo sin vuestro apoyo. Shakira Personalmente, la idea de la Escuela El Olivo, uniendo la creatividad artesana y la puesta en valor de la tradición mediante la recuperación de antiguas formas de elaborar productos de la vida cotidiana, me parece todo un acierto y una gran necesidad. Vivimos en un mundo y una época, en los que la velocidad y las altas tecnologías son a la vez, característica y objetivo de nuestra sociedad. De esta forma, la mayor parte del tiempo, las necesidades más simples, básicas y esenciales del ser humano, como son la conexión con el ser y la propia humanidad, quedan atrás... Nos olvidamos de la importancia de las pequeñas cosas, de las más simples y ordinarias como son el amor por lo que somos y lo que hacemos, lo afortunados que somos sólo por estar vivos y formar parte de este universo maravilloso... desarrollar la creatividad, y el trabajo artesanal, conocer nuestro pasado y aprender de sus conocimientos y sabiduría, y en definitiva, poner en práctica los valores de una vida vivida con amor, más atenta a los pequeños detalles y que nos permite vivir con total atención, creo que son el mejor camino para recuperar el sentido y el sentir de nuestro universo. He tenido la suerte y el privilegio de participar en los talleres de "Pomadas y ungüentos medicinales" y "Cocina vegetariana", este último en sus dos partes, "Proteínas vegetales" y "cereales y granos" y el taller de "Cestería de mimbre". He disfrutado al máximo la participación en cada uno de ellos, teniendo la oportunidad de compartir esos espacios con personas estupendas y aprender a conocer de dónde venimos, entendiendo así mejor cómo hemos llegado hasta donde estamos, el esfuerzo que ha implicado y también a conocer de dónde salen los productos que hemos creado en estos talleres, porque hoy en día son máquinas las que hacen o participan en una parte importante del proceso de producción de la mayor parte de los productos que usamos o comemos, pero hace no tanto tiempo, estos productos se hacían de forma artesanal, recibiendo toda la sabiduría y el amor que las personas que los producían les transmitían a estos productos. Aprender esta sabiduría que nunca debería perderse, aprender a preguntarnos y cuestionarnos qué nos estamos aplicando y metiendo en nuestros cuerpos, cómo queremos tratarnos y cuidarnos, y más aún, aprender a hacer todos estos productos de forma artesanal, sin necesidad de acudir a ningún centro comercial a comprarlos, y con la seguridad de que estamos utilizando materia prima totalmente natural y saludable, sinceramente, no tiene precio. Sobre Pepe y Jóse, qué deciros, grandes artesanos, autodidactas en muchos aspectos, que no dudan en invertir en la mejor formación cuando así lo sienten necesario, que nunca se cansan de seguir aprendiendo y, lo más importante, seguir compartiendo su sabiduría, con todo el amor del mundo!!! Yo me quedo con su capacidad de transmitir con un amor inmenso, todos sus conocimientos y sabiduría con una claridad y sencillez aplastantes. En sus talleres todo se vuelve fácil y posible. Esther
 He sido alumno de varios cursos la escuela El Olivo, entre otros he realizado el curso de panadería y repostería, el de jabones terapéuticos, el de cosmética, también el de productos de limpieza para el hogar, y por último el curso de cestería. Los cursos se plantean todos desde un punto de vista práctico y permiten adquirir los conocimientos suficientes para poder abordar de una forma personal un importante cambio en los paradigmas del consumo familiar que realizamos todos los días. Son cursos que desde un punto de vista de la ecología nos permiten mejorar la salud de nuestros hogares, nuestra salud personal y reducir la producción de residuos asociadas a los actos cotidianos de consumo. Igualmente muchos de los cursos planteados por los profesores de la escuela El Olivo nos pueden permitir abordar el autoempleo desde un punto de vista de la producción de los productos que en ellos se elaboran. La escuela integrada en la propia tienda permite acceder a precios muy razonables a todos los productos necesarios para elaborar todo lo que en los cursos se aprende. Mi valoración de los cursos es grande tanto por las enseñanzas como por el conocimiento de los profesores que lo imparten. El ambiente que se genera en todos los cursos favorece igualmente el intercambio entre los alumnos, no solo de un aspecto fundamental de la vida como es la felicidad, si no también de conocimientos, opiniones y experiencias. Recomiendo esta escuela por ser una escuela no solo de cursos y bienes si no también de libertad personal para poder abordar nuestro día a día en este camino que es la vida .                                             Vicente Gonzálvez
Aviso legal Aviso legal Política comercial Política comercial Política de privacidad Política de privacidad
© Escuela el Olivo, Artesanía y Tradición.
Escuela el Olivo

    Opiniones de nuestros alumnos

Una escuela que apuesta por la artesanía como profesión y forma de vida. Talleres muy completos aptos para cualquier edad. Sobre el profesor diría que su "don" es la enseñanza, saber transmitir al alumno y acompañarlo durante su aprendizaje. Un tutor excelente. Encarna He sido alumno en los talleres de cosmética natural básica y avanzada. También he asistido al taller de ungüentos. Para mí ha sido una experiencia fabulosa,  por su contenido, aprendizaje y por  la dedicación que ponen las personas que lo imparten. Jamás imagine que pudiera adquirir tantos conocimientos en tan poco tiempo, una vez empiezas a experimentar lo que has aprendido vas enganchándote cada vez más. Es alucinante comprobar cómo puedes hacer cosas maravillosas con tus propias manos, con un mínimo coste económico  y un  beneficio para tu salud inigualable.   Recomiendo a todo el mundo Escuela el olivo, si podéis asistir alguno de sus talleres lo vais a agradecer. Andrés Los talleres de El Olivo han sido todo un descubrimiento, como encontrar un oasis en un desierto. En un mundo industrializado donde las tradiciones y el buen hacer se están perdiendo, Pepe recupera los métodos artesanales para enseñarlos de forma generosa, trabajándolos y adaptándolos a la actualidad pero rescatando ese origen casi perdido. Además de muy prácticos, Pepe hace que los cursos sean muy divertidos, creando un ambiente estupendo entre los asistentes. He asistido a bastantes cursos de temáticas muy diferentes y ninguno me ha defraudado, recomiendo al cien por cien la Escuela El Olivo. Paula "La labor de Pepe y María José en la Escuela es única y muy especial: la de difundir el respeto y el amor por la naturaleza, recuperar lo que cada uno puede hacer en su casa, artesanalmente, la de volver a los orígenes, donde está lo esencial y auténtico. Pepe es un experto en la materia: el material que entrega es amplio y muy completo y las fórmulas siempre son revisadas y mejoradas por él en cada edición. Su trato es cercano y siempre dispuesto a ayudarte en lo que necesites. Además pasas un rato muy agradable, aprendes muchas cosas de otros temas y conoces a gente nueva e interesante. Siempre recomiendo estos cursos a mis amigos y amigas, ya que son un regalo para la vida. Los cursos tienen un precio muy interesante y lo que te llevas supera con creces lo que pagas."                             Celina de Felipe La cosmética natural ha cambiado mi vida en muchos aspectos, por supuesto todos buenos....y en eso el Olivo y Pepe (el profesor ) tiene mucho que ver. Mis comienzos fueron autodidácticos y cuando uno ahonda un poco más en la práctica, al menos yo, queriendo perfeccionar, necesitaba una "voz amiga" , un maestro que tuviera un bagaje y una noción extensa y precisa de los productos, las alergias, caducidades, aceites etc; para darme respuestas y seguridad en mi practica . Y ahí llego el Olivo a mi vida. Una bendición. Disfruto y agradezco viendo la pasión que Pepe Cánovas tiene por recuperar las practicas artesanas que heredó (algunas) de sus abuelos y otras por las que se ha interesado en su continua e imparable investigación. Aprendo de su experiencia y sus consejos y esta siempre ahí , después de los cursos, para ayudarte con sus consejos siempre de una manera amena y relajada. Maria José , la otra media naranja del El Olivo participa puntualmente para compartir también su extensa e impagable sabiduría sobre la fitoterapia y otras disciplinas . En fin, un tandem perfecto . No me canso de aprender con ellos y agradezco enormemente que aun haya gente que decida trabajar con el corazón y haciendo algo tan hermoso que sin ellos se perdería en el tiempo. Gracias por haberme dado tanto! No seria lo mismo sin vuestro apoyo. Shakira Personalmente, la idea de la Escuela El Olivo, uniendo la creatividad artesana y la puesta en valor de la tradición mediante la recuperación de antiguas formas de elaborar productos de la vida cotidiana, me parece todo un acierto y una gran necesidad. Vivimos en un mundo y una época, en los que la velocidad y las altas tecnologías son a la vez, característica y objetivo de nuestra sociedad. De esta forma, la mayor parte del tiempo, las necesidades más simples, básicas y esenciales del ser humano, como son la conexión con el ser y la propia humanidad, quedan atrás... Nos olvidamos de la importancia de las pequeñas cosas, de las más simples y ordinarias como son el amor por lo que somos y lo que hacemos, lo afortunados que somos sólo por estar vivos y formar parte de este universo maravilloso... desarrollar la creatividad, y el trabajo artesanal, conocer nuestro pasado y aprender de sus conocimientos y sabiduría, y en definitiva, poner en práctica los valores de una vida vivida con amor, más atenta a los pequeños detalles y que nos permite vivir con total atención, creo que son el mejor camino para recuperar el sentido y el sentir de nuestro universo. He tenido la suerte y el privilegio de participar en los talleres de "Pomadas y ungüentos medicinales" y "Cocina vegetariana", este último en sus dos partes, "Proteínas vegetales" y "cereales y granos" y el taller de "Cestería de mimbre". He disfrutado al máximo la participación en cada uno de ellos, teniendo la oportunidad de compartir esos espacios con personas estupendas y aprender a conocer de dónde venimos, entendiendo así mejor cómo hemos llegado hasta donde estamos, el esfuerzo que ha implicado y también a conocer de dónde salen los productos que hemos creado en estos talleres, porque hoy en día son máquinas las que hacen o participan en una parte importante del proceso de producción de la mayor parte de los productos que usamos o comemos, pero hace no tanto tiempo, estos productos se hacían de forma artesanal, recibiendo toda la sabiduría y el amor que las personas que los producían les transmitían a estos productos. Aprender esta sabiduría que nunca debería perderse, aprender a preguntarnos y cuestionarnos qué nos estamos aplicando y metiendo en nuestros cuerpos, cómo queremos tratarnos y cuidarnos, y más aún, aprender a hacer todos estos productos de forma artesanal, sin necesidad de acudir a ningún centro comercial a comprarlos, y con la seguridad de que estamos utilizando materia prima totalmente natural y saludable, sinceramente, no tiene precio. Sobre Pepe y Jóse, qué deciros, grandes artesanos, autodidactas en muchos aspectos, que no dudan en invertir en la mejor formación cuando así lo sienten necesario, que nunca se cansan de seguir aprendiendo y, lo más importante, seguir compartiendo su sabiduría, con todo el amor del mundo!!! Yo me quedo con su capacidad de transmitir con un amor inmenso, todos sus conocimientos y sabiduría con una claridad y sencillez aplastantes. En sus talleres todo se vuelve fácil y posible. Esther He sido alumno de varios cursos la escuela El Olivo, entre otros he realizado el curso de panadería y repostería, el de jabones terapéuticos, el de cosmética, también el de productos de limpieza para el hogar, y por último el curso de cestería. Los cursos se plantean todos desde un punto de vista práctico y permiten adquirir los conocimientos suficientes para poder abordar de una forma personal un importante cambio en los paradigmas del consumo familiar que realizamos todos los días. Son cursos que desde un punto de vista de la ecología nos permiten mejorar la salud de nuestros hogares, nuestra salud personal y reducir la producción de residuos asociadas a los actos cotidianos de consumo. Igualmente muchos de los cursos planteados por los profesores de la escuela El Olivo nos pueden permitir abordar el autoempleo desde un punto de vista de la producción de los productos que en ellos se elaboran. La escuela integrada en la propia tienda permite acceder a precios muy razonables a todos los productos necesarios para elaborar todo lo que en los cursos se aprende. Mi valoración de los cursos es grande tanto por las enseñanzas como por el conocimiento de los profesores que lo imparten. El ambiente que se genera en todos los cursos favorece igualmente el intercambio entre los alumnos, no solo de un aspecto fundamental de la vida como es la felicidad, si no también de conocimientos, opiniones y experiencias. Recomiendo esta escuela por ser una escuela no solo de cursos y bienes si no también de libertad personal para poder abordar nuestro día a día en este camino que es la vida.                                             Vicente Gonzálvez
Aviso legal Aviso legal Política comercial Política comercial Política de privacidad Política de privacidad